actual

Los 7 errores más comunes al poner tu casa en venta Detectalos cuanto antes!!!

via

1 . Necesidad de vender. La desesperación por vender rápido hace que bajemos el precio. También puede llevarnos a aceptar ofertas por debajo del precio de venta o incluso de mercado. En estas circunstancias, es vital presentar la vivienda de forma impecable para obtener la mejor oferta en poco tiempo.

via

2 . No preparar adecuadamente la vivienda antes de sacarla al mercado. La mayoría de los compradores quieren una casa lista para entrar a vivir. No quieren tener que reformar o reparar nada.

Supongamos que tenemos una puerta que cierra mal o un desconchón en una pared. Ambos son fáciles de arreglar. Sin embargo, el comprador lo interpreta como más dinero a invertir y más trabajo que hacer antes de disfrutar del nuevo hogar. Pero lo peor es que pensará que la casa no está bien cuidada y se preguntará cuántas cosas más tendría que arreglar, con el riesgo de llevarse sorpresas desagradables que eso conlleva.

via

3. No despersonalizar la vivienda.  Podemos considerarnos unos cracks del interiorismo… ganamos todos los premios del barrio al mejor comedor e incluso hemos conseguido colarnos en publicaciones del sector. O sea, nuestra casa es un verdadero orgullo para nosotros, por ello somos amantes de la decoración confesos. –Genial! ¿quieres que publiquemos tu casa en el blog? Contactanos aquí

No obstante, cuando se trata de vender, cuanto menos personal, mejor. La casa ahora es un producto en venta, por lo que debe atraer al mayor público posible y no sólo a los que tengan el mismo gusto que nosotros. Es hora de quitar la foto de la boda de su marquito de plata y sustituirla por un paisaje o un motivo abstracto de colores suaves. Mira el lado positivo, una cosa más que ya tienes preparada para la mudanza!!

via

4 . La vivienda lleva demasiado tiempo a la venta. No nos engañemos, el mito de “la solterona” es aplicable a cualquier ámbito de la vida. Somos seres sociales y nos importa lo que opinen los demás. Cuanto más tiempo lleve una vivienda atascada en el mercado, más cautelosos son los posibles compradores, “si no se vende, por algo será”. Incluso los agentes inmobiliarios llegan a centrarse subsconscientemente en los motivos por los que no se vende, en lugar de sus características positivas.

via

5 . El precio está sobre-valorado. El precio para vender la vivienda en poco tiempo debe venir marcado por tres factores: la condición de la vivienda, la ubicación y el mercado actual. Una cosa es lo que queramos o necesitemos que nos den por ella, y otra es lo que realmente vale a día de hoy. Nos guste o no, cuanto antes aceptemos estos hechos, mejor será para nuestra salud mental.

via

6 . La presencia de los propietarios en la vivienda durante su visita. Muchos compradores se pueden sentir cohibidos por estar adentrándose en su espacio personal o pueden sentirse violentos a la hora de preguntar por los posibles desperfectos que observe durante la visita.

via

7 . Evidencias de mascotas, olores, pelos… también otros olores como el tabaco, comidas, humedad, pañales sucios… es conveniente que una persona ajena a la vivienda observe los olores presentes en ella, ya que muchos olores pasan desapercibidos por los ocupantes de la vivienda.

via

…y vosotros, ¿os habéis topado alguna vez con alguno de estos problemas? ¿Cómo los afrontasteis? Si creéis que falta algo importante en la lista, dejad vuestra aportación en los comentarios para que todos podamos leerlo.

Por cierto, si estáis pensando en vender vuestra casa y no sabéis cómo sacarle el máximo partido, os interesará conocer nuestros Servicios de Home Staging. 

Proyecto dormitorio blanco & casual, vol 3 La revelación final

Hola a todos! continuamos la semana con un post fresco y lleno de energía. ¿qué será, qué será?… La revelación final de un proyecto Fun & Deco!

Se trata de un dormitorio con zona de vestidor y de estudio que ya hemos introducido en capítulos anteriores -aquí puedes ver las partes 1 (inspiración y distribución) y 2 (concepto previo).

Empecemos por las paredes. Se pintaron de blanco y se le dio protagonismo a la pared principal de forma sutil con un papel de textura vegetal. En dicha pared, instalamos un cabecero de espuma forrada con tela y una lámpara colgante, ambos DIY.

La mesilla de noche es de segunda mano y nos costó 20€, genial! Estaba en buen estado, pero su aspecto original gritaba “dormitorio infantil marinero de la España de cuando éramos chicos” por lo que no encajaba con este espacio. La solución fue fácil y barata: un poco de cariño, imprimación, pintura y papel para la trasera. Queda como nueva, ¿verdad?

El papel no se aprecia demasiado bien en las fotos… upps!! así que os diremos que se trata de un collage tropical, con motivos geométricos, flores y loros. Al tratarse de una superficie en vertical que apenas va a tocarse ni en la que se va apoyar ningún objeto, no hace falta que sea especialmente resistente. Por eso, decidimos colocar un resto que teníamos de papel de regalo en lugar de utilizar un papel de empapelar al uso. ¿Por qué? pues a) porque cuesta bastante menos y b) porque a la clienta le gustaba ese dibujo. Osea, a+b = situación win, win.

El hueco que quedaba a la derecha de la cama entre el pilar y la pared del cabecero (en la primera foto del antes), lo cerramos con un panel de lamas de madera con una balda encima. Podríamos haber aprovechado para colocar más estantes pero realmente no hacía falta más espacio de almacenamiento. De modo que de esta manera, damos continuidad a la pared.

En la pared frente a la cama, ubicamos una cómoda de Ikea. Conforme a la idea original para el proyecto -puedes ver las alternativas barajadas aquí-, pensábamos dejarla tal cual o con una pátina en blanco. Pero la verdad es que no nos convencía nada la cantidad de nudos que presentaba la madera vista en persona. Esta fue una de esas ocasiones en las que hay que ceder y adaptarse:

1. Ceder porque por muy original que queramos ser, al final resulta complicado competir con los precios del gigante sueco. Además, a ver dónde encontrábamos una cómoda de estas dimensiones por el mismo precio (pista: ni de segunda mano ni en internet).

2. Adaptarse porque siempre hay remedio para estas cosas. ¿Que no quieres seguir viendo esos nudos de pino barato? -Escóndelos.

De modo que eso hicimos. Elegimos un color menta, tomado de pinceladas de uno de los cojines de la cama, la alfombra, cestos, un macetero… y aprovechamos para cambiar los tiradores por otros más prácticos.

Si te gusta la idea y tienes un mueble ya pintado previamente, te recomendamos que utilices la famosa chalk paint para ahorrarte el lijado previo. Además podrás aplicarla sobre cualquier superficie. Mira qué mona quedó esta cómoda usando los mismos colores.

Para el rincón de trabajo aprovechamos el espacio bajo la ventana junto a la zona de vestidor -puedes ver la distribución en este post-, con un escritorio sencillo y una silla. Colocamos un estor de bambú blanco para mitigar el exceso de luz que entra por la ventana. Así conectamos con el papel de la pared del cabecero de la cama, con aspecto de fibras naturales. Para darle un toque más sofisticado, añadimos una cortina de lino con un motivo delicado y muy femenino.


Esperamos que os haya gustado este proyecto, aquí os dejamos referencias para adquirir algunos de los artículos utilizados. Si tenéis interés en alguna pieza concreta que no aparezca en esta lista, dejadnos un comentario y estaremos encantados de ayudaros a localizarla.


1. lámpara, 2. cojín estampado, 3. espejo, 4. macetero, 5. funda nórdica, 6. cojín de rayas, 7. láminas, 8. silla, 9. escritorio, 10. cesto, 11. flexo, 12. alfombra

¿Os convence este estilo?, ¿cuáles son vuestras tiendas imprescindibles a la hora de decorar? Si tenéis alguna tienda favorita, presumid de ella en los comentarios!!

Si te has quedado con ganas de más, mira esta transformación aún más low-cost y en sólo un fin de semana! -¿pensando en dar algunos toques sin gastar mucho dinero? Tenemos las mejores ideas para el baño. Hasta la vista!

 

Síguenos en Instagram

Fun and Deco · 2018