animal

El nuevo neutro: animal print

Si bien el animal print  ha reaparecido con fuerza en los últimos años, somos muchos los que aún no tenemos claro cómo introducirlo en nuestras casas. ¿Quedará hortera? ¿Eso no es lo que sale en los reportajes de casas de famosas? sí, sí esas tan recargadas llenas de dorado y espejos… Pues hoy queremos daros las claves para adaptarlos a cualquier espacio con éxito, independientemente de la estética y los gustos particulares de cada uno. Hoy en día estamos tan acostumbrados a verlo que han pasado a considerarse un clásico que pega con todo. Por ello, bastará con una pequeña pieza para incorporarla sin miedo a que destaque demasiado, especialmente si se trata de estampados con poco contraste.

Optar por colores que ya están en la habitación es un acierto seguro, como con este cojín, que recoge los tonos del sofá y la mesa de centro. ¿El secreto por el que queda bien junto al cojín de flores? la diferencia de escala entre ambos motivos. Así de simple!!

via

Lo mismo se hizo en este salón tan sofisticado, decorado en grises muy suaves. Los acentos en estampado de leopardo realzan las molduras de los espejos dorados. Además aportan calidez respetando el aire tranquilo que se respira en el ambiente.

via

En este otro caso, la gigantesca alfombra demuestra de nuevo que el leopardo queda genial con los toques de dorados o bronces.

via

Una forma de conseguir que destaque sin tener que cubrir una superficie grande es jugando con el contraste. Para ello recomendamos utilizar una paleta cromática suave que ayude a que sobresalga más. Como en esta sala de estar de estilo cottage, donde se ha introducido una nota desenfadada usando una otomana de aires étnicos.

via

El mismo efecto puede conseguirse con distintos elementos, prueba de ello son estas cortinas de estampado pequeño. Nunca hubiéramos imaginado ver unas cortinas así fuera de la casa de un rockero. Mucho menos pensar que pudiesen resultar tan sencillas y naturales.

via

Gracias a nuestra amiga la paleta de colores, es posible combinar diferentes colores y texturas sin que el resultado sea abigarrado. Basta con no salirse de la gama escogida y dejar espacio libre para que el ojo descanse.

via

via

Si buscamos interpretaciones más arriesgadas, podemos recurrir al recibidor de la casa para que nuestras visitas se hagan una idea de lo divertidos que somos nada más entrar por la puerta. Es más, bastará con un pequeño rincón para hacernos notar sin abrumar.

via

Si tenéis estancias grandes y luminosas, o simplemente sois de la escuela del “cuanto más, mejor”, entonces dad por sentado que el animal print es para vosotros. Aquí lo vemos en dos versiones: la primera más sosegada y jovial, juega a mezclar varios elementos de esta tendencia; la segunda es sólo apta para los más osados.

via

via

Recuerda: tu casa tiene que gustarte a ti y a los que vivan en ella. Compra siempre piezas con las que te sientas cómodo y creas que encajan con el resto de elementos. Y si estás dispuesto a arriesgar pero no quieres que tu salón parezca un safari, aquí va nuestro miniconsejo: procura no añadir pieles ni demasiadas fibras naturales al conjunto. Lo bueno de los estampados animales es que se adaptan bien a cualquier estilo, así que… ¡a experimentar!

Síguenos en Instagram

Fun and Deco · 2017